La Alcazaba de Málaga, fortaleza musulmana

Alcazaba de Málaga

Es mi tierra, así que no puedo hablar sino maravillas de ella. Son muchas las cosas que podemos visitar si vamos a pasar unos días a Málaga, y una de ellas es la Alcazaba malagueña, un lugar imprescindible para conocer la historia de la provincia y para admirar el cada vez más bonito centro histórico de la ciudad, donde se alza majestuosa esta impresionante fortaleza que un día tuviera a sus mismos pies al Mar Mediterráneo.

Este edificio fue construido en el siglo XI sobre un cerro para la defensa de la ciudad, así que se convirtió en un palacio-fortaleza. Como os podréis haber imaginado, debido al siglo en el que se construyó, es de la época musulmana, y para ser más exactos es la más importante obra militar musulmana que se conserva en nuestro país. Está a las faldas del monte Gibralfaro, siendo en la cumbre donde está colocado el castillo que lleva el mismo nombre.

Con 30 torres y 20 puertas fue construida esta fortaleza, y son las torres albarranas con saeteras y las murallas almenadas las que componen el conjunto defensivo, formando dos recintos alargados y adaptados al terreno, que contienen jardines, baños, patios…, vamos, todo un mundo.

La zona de ingreso al recinto superior sufrió muchas modificaciones cuando la ciudad fue conquistada por los Reyes Católicos.

Una vez que traspasamos la Puerta de las Columnas (puerta principal), tenemos que subir una rampa con peldaños que termina en el Arco de Cristo, llamado así porque fue usado durante muchos años como capilla. El arco de entrada está rodeado por un alfiz de ladrillos que se encuentra sobre pilastras reconstruidas (como casi todo). Dentro encontramos el Patio de Armas, donde se encontraba instalada la artillería y donde hoy podemos ver un jardín precioso y la torre, que es por donde podremos llegar a La Coracha.

En la parte superior nos encontramos con la Puerta de los Cuartos de Granada, que era donde vivían los reyes y gobernadores, y que tenía estructura granadina. También podemos destacar la Torre del Homenaje, donde los Reyes Católicos colocaron su cruz y su pendón al conquistar la ciudad. Ya en el interior encontramos el Palacio Nazarí, la Mezquita, el Pórtico de las Yeserías, el mirador, los baños y un barrio de viviendas.

Sin duda es un buen sitio para visitar y del que no os arrepentiréis. Ya tan solo os queda buscar un vuelo para el aeropuerto de Málaga y un buen hotel para pasar unas buenas vacaciones

MAS INFORMACION

Foto Vía SobreMálaga.com

Leave a Reply