Visitando el Santuario de Covadonga

Santuario de Covadonga

La Santina, que así se conoce a la Virgen de Covadonga, es nada menos que la Patrona de Asturias y tanto por devoción como por la hermosura del lugar, su Santuario en la ciudad de Covadonga es uno de los lugares más visitados del Principado. Pero, independientemente de la religiosidad del lugar, solamente los paisajes que la rodean, la belleza de donde está emplazada y la historia que encierra estas montañas, bien merecen la visita.

El primer lugar al que debes ir, quizás por cumplir la tradición, es, sin ninguna duda, a ver la propia imagen de la Virgen, que se encuentra junto a una pequeña capilla dentro de una cueva, de ahí el nombre de la Santa Cueva. Aquí también están los sepulcros de Don Pelayo y de Alfonso I. Desde ahí en la distancia podemos ver la Campanona, una gran campana del siglo XIX de 3 metros de altura y de 5 toneladas de peso.

Antes de subir a esta Santa Cueva, te encontrarás la Fuente de los 7 Caños de la que dice la poesía que “la niña que de ella bebe, dentro del año se casa”. También encontrarás los dos Leones que custodian la carretera de entrada a la Santa Cueva, que fueron traídos en los años 60 desde Betanzos.

La gran Basílica es otro de los lugares que no debes dejar de visitar en tu visita al Santuario de Covadonga. Fue inaugurada en el año 1901 y se construyó con el fin de devolver el esplendor a este rincón de Asturias. Es de estilo neo-románico y se construyó con mármoles y piedras de color rosáceo que le dan ese color tan singular.

Todos los días se puede visitar también el Museo, que ocupa el edificio junto a la Escolanía. En este museo se recogen pinturas, fotografías, orfebrería, etcétera, y está dividido en varias secciones, que van desde la historia y origen del Santuario a la revitalización del lugar en el siglo XIX, así como un lugar especial en el que se muestran las ofrendas de los devotos.

Por último, un buen lugar para terminar nuestra visita dando un agradable paseo es el Parque del Príncipe. Recorrer ese sendero a la caída de la tarde me parece un lugar ideal para poner fin a esta visita, disfrutando por último de la magia y el misticismo que envuelven este magnífico entorno.

Foto Vía: Photo Javi

Leave a Reply