El Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Uno de los monumentos representativos de la comunidad de Cantabria es, sin duda, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, un centro de culto y peregrinación que se encuentra a apenas tres kilómetros de Potes, en la comarca de Liébana, en Camaleño. Allí se encuentra la capilla del Lignun Crucis, el mayor fragmento que se conserva de la cruz de Cristo.

Sus orígenes datan del siglo VII, aunque puede ser anterior; se cuenta que Santo Toribio llegó a estas tierras, para convertir a las gentes al cristianismo, se dirigió al Monte la Viorna y lanzó su bastón para construir el monasterio allí donde cayera.

Hasta la guerra civil se conservó la arquitectura original del monasterio, para más tarde ser reconstruido, pero aunque las puertas de entrada son de estilo románico, no se puede asegurar que sean las originales.

Tanto la Puerta Principal como la Puerta del Perdón constan de tres columnas a cada lado, formadas por capiteles, totalmente lisos. De los elementos añadidos posteriores, solo se conservan la iglesia del siglo XIII y el claustro, del siglo XVII.

El abad de este monasterio, Toribio de Liébana, se hizo famoso, por sus comentarios del Apocalipsis, acompañados de bellas ilustraciones, además contribuyo a expandir la idea que el Apóstol Santiago, predicó en España, se convirtió en el primer escritor cántabro con sus textos escritos en latín.

Famoso es su “Beato de Liébana“, beatos son llamados en aquella época a los Códices, de los cuales existen veinte bellamente ilustrados y de reconocida originalidad, que influirán posteriormente en la escultura románica.

Monasterio de Santo Toribio nave central

La fama del Monasterio se debe a que en el se encuentra el Lignum Crucis, el mayor fragmento que se conserva de la Cruz de Cristo, cuyos estudios has confirmado su originalidad, tratándose de madera de un ciprés de Palestina.

Fue trasladado a Cantabria, por el Obispo de Astorga, quien lo trajo desde Tierra Santa y fue resguardado en el Monasterio de Santo Toribio, por temor a la profanación por parte de los musulmanes.

Es de destacar que la llamada Puerta del Perdón se abre cuando en la festividad de Santo Toribio, el día 16 de abril, cae en domingo, momento en que comienza el Año Santo Lebaniego, que se conmemora, con la participación de fieles, venidos de todas partes, para atravesar la Puerta del Perdón y poder admirar el tan venerado Lignum Crucis.

Durante el Año Lebaniego, la comarca organiza numerosos eventos culturales y religiosos, al acabar el año, la Puerta del Perdón se cerrará, hasta el siguiente Año Santo.

Tenéis más información en el enlace oficial.

Más información monumental

Foto 1 vía Francisco Díez
Foto 2 vía Rubén Ojeda

Leave a Reply