El Monasterio de Uclés, el Escorial de la Mancha

Monasterio de Ucles

Uclés es un pequeño pueblo de gran importancia histórica y que desempeña importantes papeles en determinados momentos, situado en el noroeste de Cuenca. Data del siglo XII y es de estilo barroco; se enclava dentro de la fortaleza de Uclés, con una extensión de un kilómetro cuadrado de superficie y rodeado de murallas y torres almenadas.

Se le considera El Escorial de la Mancha, por ser un elemento patrimonial en la provincia de Cuenca, que sorprende al visitante por la magnificencia de la construcción. Fue declarado Monumento en los años 30 y lo más sobresaliente de él es su claustro, que data del siglo XVII y que se conforma por dos pisos de galerías, su Iglesia, erigida en los siglos XVI y XVII y la Portada del Mediodía, que es de estilo churrigueresco.

El Monasterio de Uclés se levantó sobre una antigua iglesia gótica, es de planta cuadrada y posee un patio central y un claustro, que consta de dos alturas y una decena de vanos por cada lado. Está constituido por pilastras de planta cuadrada y arcos de medio punto.

El deambulatorio está cubierto por bóveda de cañón y los arcos formeros de piedra, sujetan el piso superior, siguiendo el mismo ritmo de la planta inferior y decorados con motivos vegetales y rejería. En el centro del patio existe un aljibe de piedra caliza y con decoración de estilo barroco y con un gran escudo real.

El ala occidental del edificio es de estilo herreriano, se construyó en el siglo XVII y consta de tres plantas, al igual que el ala sur, que es de similares características; cuenta con una gran portada, de estilo churrigueresco, que data del siglo XVIII.

De estilo plateresco es el ala oriental, que data del siglo XVI, posee balconada y ventanales con rejeria, que aparecen decorados con conchas y tallas en bajorrelieve, con el motivo de la Cruz de Santiago. En su interior alberga una magnífica escalera con pechinas – triángulos esféricos- decoradas en forma de concha.

La sacristía es plateresca, con cubiertas de lacería gótica y en el refrectorio se conserva un artesonado de gran calidad, el cual se combina en el interior con motivos vegetales y medallones con la efigie de maestros de la Orden de Santiago.

El monasterio cumplió entre los siglos XIX y XX funciones de colegio, cárcel, hospital, noviciado y seminario y actualmente en su interior se halla el Seminario Menor de Santiago Apóstol.

PARA SEGUIR CON TU VISITA POR LA REGIÓN…

Foto 1 Vía: galilea

Leave a Reply