La Catedral de Segovia, la Dama de las Catedrales

Catedral de Segovia

El templo principal y más importante de la monumental Segovia es su Catedral. Su nombre, por cierto, al completo es el de Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos, pero así entre nosotros, se le llama Catedral de Santa María, o más cariñosamente Dama de las Catedrales. Para entender el porqué de este último nombre, tan sólo hay que acercarse a ella, conocerla y constatar su elegancia y belleza.

Hay que señalar que esta Catedral es la tercera que se construyó en Segovia. La primera dataría del siglo VI, y se supone que habría estado en algún punto a orillas del río Eresma. La segunda se construye tras la Reconquista, allá por el siglo XII, junto al Alcázar de Segovia.

Pero en el siglo XVI, esta Catedral Vieja acaba destruida por un incendio tras una batalla de la Guerra de las Comunidades, y entonces, el rey Carlos I, ordena la construcción de una nueva Catedral, en lo que actualmente es la Plaza Mayor.

La primera piedra se coloca en el año 1525, y por ello, se la considera como la última Catedral de estilo gótico que se levanta en España. En el exterior encontramos tres entradas o portadas principales, siendo la más importante la Puerta del Perdon, la que está orientada al oeste. En el interior, nos encontraremos con una iglesia de 3 naves, la principal, y las laterales, en la que se encuentran casi una veintena de capillas laterales.

Para visitar el interior de esta iglesia Catedral y poder conocer algunos de sus secretos y su historia, y también el Museo Catedralicio, te tienes que acercar a ella en horario de 9:30 a 17:30 horas, o hasta las 18:30 horas entre los meses de abril y septiembre. El precio de la entrada individual es de 3 euros, para los no segovianos, pero ojo que los domingos por la mañana, en horario de 9:30 a 13:15 horas, se puede entrar a la misma de forma gratuita.

MÁS INFORMACIÓN

Foto Vía: Derrick Leony

Leave a Reply