La Cripta de San Antolín, en Palencia

Cripta de San Antolin en Palencia

Antolín fue un príncipe visigodo que vivió y fue asesinado en Toulouse durante el siglo V. Elevado a mártir, sus restos mortales pasaron a ser una reliquia cristiana que cayeron en manos del rey Wamba, rey visigodo de España durante algunos años del siglo VII y que actualmente descansa en la Catedral de Toledo.

Este rey mandó entonces construir una cripta para esta tumba, cripta que hoy encontramos, algo modificada eso sí, en la parte baja de la actual Catedral de Palencia.

San Antolín es el patrón de la ciudad, y como decimos, sus restos descansan en ese cripta que encontramos bajo la Catedral de Palencia. En la historia de este lugar de gran importancia histórica y por supuesto religiosa, se mezclan mucho la realidad con la leyenda.

Así, se cree que tras los años de dominio musulmán, donde se le perdió la pista, se cree que la tumba del santo fue encontrando de forma casual por el rey Sancho III, cuando estaba de caza. Este rey fue muy importante en la historia de Palencia, reconstruyó la ciudad y ordenó la construcción de la Catedral sobre el lugar donde entonces se hallaba esa cripta o cueva de origen visigodo. Una Catedral que, por cierto, también ha sufrido muchas transformaciones.

No esperes cuando la visites, a través de una escalera que se encuentra tras el transcoro, un lugar demasiado suntuoso, más bien lo contrario, es un lugar frío y exento de decoración. Se trata de una sola nave, alargada, separada por cuatro bóvedas de cañón. Apenas ha sufrido transformaciones, salvo algunas mejoras en el suelo, que se inundaba, y la iluminación artificial, necesaria para poder verla.

Cada 2 de septiembre, en la Cripta de San Antolín se cumple con una tradición. En esta cripta, hay un pozo del que se extrae agua que la gente de Palencia, la gente devota, cree milagrosa. Así que durante la Eucaristía, antes de celebrar la procesión del santo, se reparte este agua entre todos los que se acercan al lugar.

Otras visitas monumentales

Foto de Zarateman

Leave a Reply