La historia de La Granja de San Ildefonso en Segovia

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso

Los Reyes de España, residentes en Madrid, se iban de caza por la Sierra de Guadarrama. Tal era la tranquilidad que encontraban en estos ratos de asueto y tal era la belleza de los paisajes que quedaban prendidos de ellos. Así, el rey Enrique III cambiaría para siempre la historia de esta localidad de la provincia de Segovia conocida como La Granja de San Ildefonso.

Fue este rey de España el que mandó construir el primero de los palacios que se encuentran en esta ciudad Real, el Palacio de Valsaín, en el pueblecito del mismo nombre, y del que ya sólo quedan algunos restos en pie. Este palacio sería ocupado por varias dinastías, hasta que a finales del siglo XVII, durante el reinado de Carlos III, un incendio devastó buena parte de él y ya cayó en desuso.

Llega entonces el momento del Palacio Real, el que veis en la imagen, el que da fama y lustre a esta población. Fue el rey Felipe V por cierto el que ordenó su construcción. Resulta curioso el saber que realmente el rey quería una residencia de verano sencilla, y más aún después de dar un paseo por el palacio en sí, por los increíbles jardines llenos de fuentes y por La Colegiata, donde descansan los restos de este monarca español y de su esposa, Isabel de Farnesio.

Esta señora, segunda esposa de Felipe V, una vez reinaba ya su hijo Felipe VI, decidió también levantarse un palacio para ella sola, el Palacio de Riofrío, que se encuentra a las afueras de la localidad, a unos 10 kilómetros más o menos, en un recinto protegido al que se puede acceder a él. En su interior se alberga el Museo de la Caza, de la que era gran aficionada Doña Isabel.

Y eso que en esta ocasión, nos hemos dejado por el camino otro edificio real que se encuentra en esta localidad, la Real Fábrica de Cristales de La Granja, donde se encuentra el Museo de Vidrio.

– Más información:

Foto Vía: Toni Castillo

Leave a Reply