La Real Colegiata de San Isidoro en León

Colegiata de San Isidoro

La Real Colegiata de San Isidoro se encuentra en León y es una de las obras maestras del Románico en España, en el siglo X ya existía como Iglesia de San Juan Bautista, la cual fue reconstruida por Fernando I y Doña Sancha un siglo más tarde. De esta época se conservan los muros del crucero, los ábsides y la parte baja del templo. En el siglo XII Doña Urraca y su padre Alfonso VI, la ampliarían hasta su estado actual.

Muy cercana a la emblemática Catedral se halla la  Real Colegiata o también llamada Basílica de San Isidoro, que destaca por sus dos importantes portadas: Portada del Cordero, Portada del Descendimiento.

La principal del Cordero comprende varias arquivoltas semicirculares, con dintel quebrado y tímpano que apoya sobre cabezas de carnero. El tímpano muestra el tema Agnus Dei o Cordero de Dios, dentro de un medallón, que se halla sostenido por ángeles en sus extremos y debajo de él muestra el sacrificio de Isaac.

En las enjutas se encuentran representaciones del zodiaco y las figuras de San Isidoro y San Pelayo de Córdoba, coronándose todo el conjunto por un ático de estilo renacentista con el escudo de armas de Carlos V y la estatua ecuestre de San Isidoro.

Portada del Cordero

La otra portada del Descendimiento aparece abierta en el extremos sur del crucero y de fecha más tardía que la anterior. En el tímpano se desarrollan escenas de la Ascensión, el Descendimiento y las Marías en el Sepulcro, acompañándose de las figuras de los apóstoles Pedro y Pablo a los lados.

La Real Colegiata posee otras dos puertas: la Puerta de la Abadía, del siglo XVI y la Puerta Grande, del siglo XVIII. El interior es de tres naves y con cabecera de tres ábsides. Las bóvedas son de medio cañón -cubriendo incluso el crucero-. Destaca cierta decoración de estilo mudéjar en los arcos formeros del crucero.

El Panteón de los Reyes se halla a los pies del templo, destacan los pilares cruciformes que sostiene bóvedas de arista, con hermosos capiteles tallados, destacando sobre todo las magníficas pinturas románicas -de la segunda mitas del siglo XII- que cubren las bóvedas. Los temas son religiosos como la Anunciación del ángel a los pastores o la Última Cena entre otros.

En el panteón se hallan los restos de Alfonso V, Sancho I, Doña Urraca o Doña Sancha y en el piso más alto se encuentra un museo donde se exhiben el Arca de los Marfiles,  el Arca de San Isidoro, ambas del siglo XI, una custodia de plata, una cruz procesional y el Cáliz de Agata de Doña Urraca entre sus piezas más destacadas.

– Más información:

Foto 1 Vía: Oliventino
Foto 2 Vía: saber

Leave a Reply