El templo romano y la Catedral de San Pedro, en Vic

Catedral de San Pedro en Vic

Aunque bien podría considerarse un monumento el célebre salchichón de esta localidad, no es mi intención centrarme en comida, sino en dos de los edificios que son ineludibles visitar en Vic, capital de la comarca de Osona (a unos 70 km de Barcelona).

Aquí hablaré del templo romano y la Catedral de San Pedro, las joyas turísticas por excelencia de esta pequeña ciudad. La ciudad, con uno de los cascos históricos mejor conservados de Catalunya, tiene casi 40.000 habitantes y en su carácter de ciudad turística, tiene gran oferta hotelera y de restaurantes.

El templo romano, situado en la parte alta de la ciudad y construido a principios del siglo II (época dorada del imperio romano), tiene una historia peculiar. Si bien fue construido en el siglo II, no se descubrió hasta 1882, pues encima de ella se había edificado el castillo de los Moncada. Luego se convirtió en residencia de los Veguers y al final en la prisión de Vic. En 1882, cuando los obreros comenzaron a derruir el castillo antiguo se encontraron con la agradable sorpresa de que literalmente dentro del edificio se encontraba un templo romano. Además, el templo se conservaba especialmente bien y sus columnas, lisas y con capiteles corintios se convirtieron en perfecto ejemplo de la arquitectura romana.

Templo romano de Vic

La Catedral de San Pedro de Vic comenzó a construirse en el siglo XI por órdenes del episcopado que presidia el obispo Oliba. En su seno se pueden discernir, del mismo modo que en el Palau de la Generalitat de Barcelona pero con mucho más orden y grandiosidad, casi todos los estilos arquitectónicos que ha vivido Catalunya desde el siglo XI.

Si bien en un principio tenía una estructura románica, posteriormente se le añadieron estructuras y edificaciones de tipo gótico (el claustro), barroco (capilla de San Bernardo) y neoclásico (una ampliación y remodelación del templo). Así, merece la pena disfrutar de su fachada neoclásica con tintes de la antigua de tipo románica y del campanario, que sube a través de 46 metros y es del siglo XI.

En el interior podemos ver las pinturas murales de Josep Maria Sert de 1930, el antiguo y nuevo retablo, la tumba del obispo oliva, el claustro (de dos pisos y construido en el siglo XIV y la cripta, que junto al campanario es lo único que se conserva de la construcción original del siglo XI.

– Horarios:

  • La Catedral de San Pedro abre de lunes a domingo, de 10h a 13h y de 16h a 19h.
  • La entrada vale 2€ excepto para grupos de más de ocho personas y personas mayores a 65 años (1€). Los menores de diez años entran gratis.

– Cómo llegar:

  • Tren: Líneas directas desde Barcelona
  • Autobús: La empresa Sagalès tiene líneas que unen Barcelona y Vic
  • Coche: Desde Barcelona, seguir la C-17 y desde Girona, la Eix transversal

Leave a Reply