La Torre de los Escipiones en Tarragona

Torre de los Escipiones

Ya en otras ocasiones os he hablado de la provincia de Tarragona como uno de los mejores lugares para descubrir e investigar sobre nuestro pasado romano. Dentro de ese grupo de históricos monumentos se encuentra la muy antigua Torre de los Escipiones.

El Conjunto Arqueológico de Tarraco fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. La antigua ciudad romana, fundada en el 218 a.C, estaba situada sobre una colina y su origen fue el cuartel de invierno para los ejércitos romanos que allí instaló Cneo Cornelio Escipión tras la victoria imperial ante un destacamento púnico a orillas del Francolí.

Posiblemente de todos los restos arqueológicos de la antigua Tarraco uno de los menos conocidos y visitados sea la Torre de los Escipiones. A pesar de todo está considerada como una de las tres torres funerarias romanas mejor conservadas de la Península Ibérica. Situada a las afueras de Tarragona, a unos seis kilómetros de la ciudad, es una visita imprescindible en la ruta romana por la urbe.

La Torre de los Escipiones fue construida con sillares rectangulares en el siglo I. Formaba parte del trazado de la Vía Augusta, calzada romana que atravesaba toda la Península Ibérica, desde los Pirineos hasta Gades, la actual Cádiz. Hoy en día la torre consta de tres cuerpos rectangulares, con la base, un cuerpo medio con esculturas y un tercer estadio que alberga una inscripción algo deteriorada. Se cree que la torre acababa en forma de pirámide.

En total se conservan de la torre solamente los nueve metros inferiores. Curiosamente, y a pesar de su nombre, la torre no correspondía a la familia de los Escipiones. El pequeño error deriva de las esculturas que aparecen en el segundo plano de la torre, que se identificaron con los famosos hermanos y que en realidad son representaciones de divinidades. Se cree que la torre fue propiedad de una gran familia de la ciudad de Tarraco.

Normalmente esta torre siempre ha sido una de las pequeñas excursiones que se organizan desde Tarragona para completar la visita a los restos arqueológicos romanos. Nosotros precisamente os invitamos a ir a conocerla. No es que sea un monumento impresionante, pero sí resulta una de las torres funerarias romanas más importantes de la historia de esta civilización. Solo por eso ya merece la pena.

– Cómo llegar

Para llegar a la Torre de los Escipiones hay que tomar en Tarragona la salida por la carretera N-340. A 6 kilómetros de la ciudad la encontraréis.

PARA SABER MÁS

Foto Vía: Fotonostra

Leave a Reply