Visitando el Puente de Alcántara

Puente de Alcantara

Seguro que os sonará aunque sea de oídas la célebre e histórica Orden de Alcántara, ¿verdad? Se trataba de una antigua orden militar fundada a mediados del siglo XII en el Reino de León, pero que debe su nombre a la localidad cacereña que es hoy nuestro protagonista, Alcántara. Pero más que meternos de lleno en este lugar nos vamos a quedar en su monumento más representativo, ya que sin ir más lejos Al Qantarat quiere decir en árabe “el puente”.

Porque a más de uno seguro que también le sonará el célebre Puente de Alcántara, uno de los puentes romanos más majestuosos que nos quedan aún en la Península Ibérica.Tanto es así que recuerdo de mis tiempos de colegio cuando preguntaban por monumentos romanos en España y siempre los dos primeros que se venían a la cabeza era el Teatro de Mérida y este Puente Romano de Alcántara.

Cuando lo veis a primera vista resulta impresionante, tanto por su estructura como por el hecho de pensar que fue construido entre los años 104 y 106, hace más de dos mil años.

Tiene una longitud de 194 metros, y su punto más alto con respecto al río Tajo que corre abajo es la zona central, con 74 metros de altura. Eso sí, ha sufrido varias restauraciones a lo largo de la historia, no os vayáis a creer, sin embargo mantiene el trazado original con el que fue realizado en la época romana. El único añadido posterior es el arco renacentista en el centro del puente, colocado durante el reinado de Carlos V.

Si lo cruzáis estaréis caminando sobre uno de los monumentos más emblemáticos de la historia de España. Imaginaos cuántos habrán pasado por este puente desde que fuera construido. Precisamente en el centro del puente hay una inscripción que recuerda que fue construido en honor del emperador Trajano. Es emocionante leer aquellas letras escritas hace más de dos mil años.

Seis arcos son los que forman el Puente de Alcántara, mientras que la calzada tiene una anchura de hasta ocho metros. En el lado sur del puente, en la parte izquierda, hay un pequeño templete en el que se puede ver el nombre del arquitecto que realizó tal maravilla, Cayo Julio Lacer, y con una leyenda que, además de emocionar, lo dice todo: “durará tanto cuanto el mundo durare”…

Si tenéis la fortuna de estar por estas tierras cacereñas, pasaros por Alcántara, apenas a unos sesenta kilómetros al noroeste de la capital de provincia. Vale la pena ver este puente, tanto desde las orillas del Tajo como desde su propia calzada. Una maravilla de la ingeniería con más de dos mil años de historia.

– Más información:

Foto Vía: abetobravo

Leave a Reply