La Iglesia de la Virgen Peregrina en Pontevedra

Iglesia de la Virgen Peregrina

Siempre me había llamado mucho la atención desde que la ví en una antigua postal que guardo en mi colección. La primera vez que la vi in situ no pude por menos que pararme delante de ella un buen rato, allí en la Praza da Peregrina de Pontevedra, que es donde se halla. Estoy que a todos los que se han acercado para ver la Iglesia de la Peregrina de Pontevedra les ha pasado lo mismo que a mí. Y es que realmente esta iglesia es un templo único y distinto de los que estamos acostumbrados a ver.

Fue construida en 1778, bajo la dirección de Antonio de Souto y Bernardo José de Mier, y está situada en el camino principal que los peregrinos llevan hasta Santiago de Compostela. Mezcla el estilo barroco con el clásico, pero lo que la hace distinta a otras estructuras no es la calidad de su piedra, ni su entramado arquitectónico. Es simplemente su forma…

Y es que la Iglesia de la Peregrina tiene una planta en forma de vieira, el símbolo tradicional de los peregrinos que se dirigen a Santiago. Es por eso que, cuando os detengáis delante de ella, os llamará enormemente la atención la disposición que tiene en la plaza. Hasta que no te das cuenta te preguntas, ¿cómo está construida?.

Si la miramos desde fuera parece incluso circular, una apariencia simétrica con varias ventanas pequeñas y dos pequeñas torres en los laterales de la fachada. El pórtico está muy elaborado, y delante mismo tiene una fuente de agua potable muy decorada, con escaleras a ambos lados que nos llevan al nivel de la entrada del templo, es decir, que la iglesia se halla algo más de un metro por encima de la propia plaza.

Una vez dentro de la iglesia nos encontramos con el altar neoclásico, de 1789, obra de Melchor de Prado, cuya principal característica, y será hacia donde dirijamos en primer lugar la mirada, es la Virgen Peregrina, patrona de la provincia de Pontevedra. Realmente, el interior de la iglesia es muy pequeño, por lo que, a mi juicio, el principal interés radica en la singularidad de la forma de la iglesia, lo curiosa que es.

Cuando la visitamos estaba llena de peregrinos, que estaban haciendo el Camino Portugués. Parece ser que es visita inexcusable para los peregrinos que hacen esta ruta el venir a los pies de la Virgen Peregrina de Pontevedra. Nosotros queremos quedarnos aquí, observando con interés y devoción la imagen que nos queda en nuestra memoria de esta iglesia tan original.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Dirección: Plaza de la Peregrina s/nº – 36003 Pontevedra
  • Horarios de visitas: visitable todo el año en horarios de culto
  • Precios: entrada gratis

PARA SABER MÁS

Foto vía: frikipiedras

Leave a Reply