La Torre de Hércules, en A Coruña

Torre de Hercules

Cuenta la leyenda que la Torre de Hércules, el faro en funcionamiento más antiguo del mundo, y desde el pasado 27 de junio Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue construida en el lugar en donde Hércules enterró la cabeza del gigante Gerión. Lo mató después de tres días y tres noches de batalla. Tras la contienda, ordenó que se construyera allí una ciudad, que se convirtió en la romana Brigantia, y más tarde en A Coruña.

Hay otra leyenda en la que Breogán, rey de la mitología celta, cuenta que fundó A Coruña. Allí mismo construyó una torre, llamándola la Torre de Breogán. La historia cuenta que su hijo Ith, mirando desde la cima de la torre vio las lejanas y verdes orillas de Irlanda, y decidió quererla conquistar. Precisamente, justo al lado del faro hay una estatua de Breogán.

La versión más creíble narra que su construcción se llevó a cabo en el siglo II, durante el reinado del emperador Trajano, en una pequeña colina entre la Bahía de Orzán y el Golfo Ártabro. Su arquitecto, de acuerdo con una inscripción que hay al pie de la torre, fue Cayo Sevius Lupus, un ingeniero romano de la antigua Aeminium, hoy Coimbra, en Portugal, quien dedicó la torre al dios romano de la guerra, Marte.

La referencia escrita más antigua que alude a la torre data del 417, obra del historiador Pablo Orosio. El faro se mantuvo en uso durante todo el periodo romano, aunque llegó a ser utilizado como fortaleza durante la Edad Media. Su primera restauración fue llevada a cabo en 1682 por el Duque de Uceda, y una cubierta exterior se construyó bajo el reinado de Carlos IV, colocada por el arquitecto italiano Eustaquio Giannini.

Dicha cubierta se terminó de colocar en 1791, añadiéndosele un cuarto piso, y dándole a la torre la apariencia que le podemos ver hoy. Si la vemos, nos damos cuenta que la Torre de Hércules es uno de los edificios más altos contruidos por los romanos en España. En 1861 se le añadió la gran plataforma de granito que rodea hoy la base de la torre.

La Torre de Hércules tiene 58 metros de altura, y 105 metros sobre el nivel del mar. Hay que subir no menos de 242 escalones para llegar a la cima. Su faro se puede ver a una distancia de 23 millas náuticas, con cuatro destellos blancos cada 20 segundos.

La Torre forma parte del escudo de la ciudad desde el siglo XV. Es símbolo de A Coruña, y llenó de inspiración al pintor malagueño Pablo Picasso, cuando su familia vivió en la ciudad a finales del siglo XIX. El propio Picasso la llamaba la torre de caramelo.

Foto Vía: Flickr

Leave a Reply