La Ermita de la Virgen de Allende en Ezcaray

Ermita Virgen Allende Ezcaray

Vayas cuando vayas, en verano o en invierno, Ezcaray siempre tiene turistas. Para los riojanos es un lugar tradicional para una escapada de verano, mientras que para los amantes de los deportes de la nieve la cercana estación de esquí de Valdezcaray es un aliciente más que jugoso.

De los numerosos atractivos de la población nos quedamos hoy con su pequeña Ermita de la Virgen de Allende, situada en la otra orilla del río Oja, que alberga a la patrona de la villa. La Virgen de Allende es una antigua talla gótica, de la segunda mitad del siglo XIV, que tiene mucha devoción en la zona.

Hay que dar un pequeño paseo desde el pueblo para llegar hasta la ermita, junto a la Picota de San Torcuato. Se baja hasta las Teñas, luego se cruza el puente, el paseo de los plátanos, las vías y una larga escalera que conduce al entramado de naturaleza y verdor que circunda este paraje.

La ermita es un templo barroco construido en el siglo XVII, por lo que la Virgen es bastante anterior a la construcción de su iglesia. Desde el punto de vista arquitectónico no tienen gran relumbrón, aunque el aura de silencio, devoción y respeto que se respira es su principal atractivo.

Las fiestas patronales de la Virgen de Allende se celebran el 24 de septiembre. Ese día tiene lugar una procesión con la imagen recorriendo las principales calles de Ezcaray sobre unas andas de plata. Además de la procesión de la tarde la fiesta continúa con concursos gastronómicos, bailes de jotas y danzas tradicionales y orquestas.

El último domingo de agosto o el primero de septiembre se baja a la Virgen en procesión desde la ermita hasta Ezcaray.

Además de la imagen de la Virgen, la ermita también alberga nueve curiosos lienzos, que datan del siglo XVIII, de procedencia peruana y que representan a diferentes ángeles guerreros. Estos lienzos fueron donados por el arzobispo de Lima Pedro Antonio Barroeta, nacido en Ezcaray en 1701.

Dos aspectos, la talla de la Virgen y los nueve lienzos, que hacen a la Ermita de la Virgen de Allende un lugar único. Junto al templo hay una pequeña vivienda en la que reside un ermitaño. Si durante la visita está por allí os puede dar algunas explicaciones sobre la Virgen, la ermita y el entorno.

PARA SEGUIR CON EL RECORRIDO TURÍSTICO

Foto Vía: Javier Enjuto

2 Comments

  1. Ana Maria 5 Noviembre, 2014
  2. Turista por España 10 Noviembre, 2014

Leave a Reply