Panorámica de Málaga capital

Málaga, capital de la Costa del Sol. Así reza desde hace muchos años la propaganda con la que se ha intentado promocionar el turismo en Málaga. No obstante, el espectacular cambio de imagen que se le viene dando a la capital de la provincia desde hace unos cuantos años, así como la alfuencia de cada vez mayor número de cruceros a su puerto, han permitido separar la imagen vacacional estival de la ciudad con la de todo el litoral costasoleño.

Málaga tiene una de las mejores ofertas de ocio de toda la Península gracias a sus cines, teatros y museos. Acoge en la capital a importantes eventos anuales de todos los campos de las artes escénicas y cuenta con un rico y atractivo patrimonio arquitectónico en el mismo corazón urbano como bien muestra la imponente presencia de la Catedral, la Alcazaba o el castillo de Gibralfaro, bastiones estos últimos de su pasado musulmán.

Qué visitar en Málaga y provincia

En el centro histórico de Málaga capital

Recomiendo pasear por el mismo centro histórico de la capital, Málaga. El recorrido debe comenzar por la plaza de la Marina, puerta de entrada a la histórica calle Larios, auténtico corazón comercial de la ciudad. En torno a esta calle se sitúan mucho de los monumentos más apreciados de la ciudad.

A su espalda, entrando por el Pasaje de Chinitas, tendréis unas inmejorables vistas de la única torre de esta majestuosa catedral a la que popularmente se conoce como “La Manquita” precisamente por estar inacabada. La Catedral de la Encarnación tiene el frontal en la Plaza del Obispo, lugar ideal para hacer una primera parada para probar la deliciosa gastronomía malagueña rodeado por la belleza del conjunto catedralicio y por el Palacio Episcopal. En un lateral de la catedral se encuentra el Pórtico de las Cadenas que da entrada a una de las calles más populares y bellas del casco urbano: la calle San Agustín. Perpendicular se encuentra la calle Císter que desemboca en el otro emblema del centro de Málaga, la Alcazaba, originaria de los tiempos de los Reinos de Taifas, allá por el año 1057 de esta era.

Más información: la Catedral de Málaga

Catedral de Malaga de noche

La Alcazaba se encuentra a los pies del monte Gibralfaro donde se alza el otro bastión defensivo de la ciudad: el castillo de Gibralfaro, de época nazarí. Junto a la Alcazaba, por su parte, se puede visitar el antiguo Teatro Romano, pues Málaga puede presumir de un pasado enlazado con diferentes civilizaciones y culturas, entre ellas la fenicia, la romana o la musulmana. Muestra de ese pasado, de ese cúmulo de culturas y del inmenso patrimonio con el que cuenta la ciudad en pocos kilómetros, está el popular barrio de la Judería, el cual se encuentra justo enfrente de la Alcazaba y el Teatro Romano.

Más información: la Alcazaba de Málaga

El patrimonio eclesial de la ciudad se completa con monumentales iglesias, como la de los Mártires, la de Nuestra Señora de la Victoria, donde se encuentra la patrona de Málaga, o la de San Juan.

Por su parte, y dentro de la oferta de ocio de esta ciudad, la visita a Málaga no debe acabar sin visitar lugares tan interesantes como la Casa Natal de Pablo Picasso y el Museo Picasso, el Museo Thyssen, o el recientemente construido Centro Pompidou.

Para acabar el día y disfrutar del magnífico tiempo que suele imperar en esta ciudad, debemos pasear junto al puerto por el denominado Muelle Uno, un centro comercial abierto junto al mar en el que encontraremos tiendas de todo tipo y una excelente carta de restaurantes y bares típicos en los que poder disfrutar de una buena comida mientras disfrutamos de las vistas de la ciudad y el Mar Mediterráneo.

Recorriendo la provincia

La capital divide a la provincia en dos partes bien diferenciadas. La costa oriental alberga dos localidades que recomiendo visitar: Nerja, por su abertura al mar, su alegría y colorido y sus famosas cuevas, y Frigiliana, un pequeño pueblo que es excelente muestra de la blancura de los pueblos del interior. Calles empedradas en pendiente, sin tráfico interior que pueda interrumpir el silencio del lugar, casas de intensas fachadas blancas, y resquicios cubiertos de flores de todos los colores. Un pueblo que hay que recorrer con paciencia hasta llegar a su parte superior desde donde tendremos unas admirables vistas de toda la zona.

Nerja vistas del Balcón de Europa

También en el interior se encuentra la ciudad de Antequera, para muchos malagueños, la ciudad más bonita de la provincia, rica no solo por su patrimonio arqueológico y natural representado por el Torcal, sino por su monumentalidad.

Hacia el oeste, en la Costa del Sol occidental, esa que se vende internacionalmente por sus playas y sol, los más conocidos fuera de la provincia pueden ser Torremolinos, Benalmádena o Fuengirola, pero salvo que busquéis simplemente tomar un baño de sol y disfrutar de los muy buenos hoteles que hay, os recomiendo subir a ciudades como Mijas o Ronda, quienes, junto con la mencionada Antequera, forman el triunvirato de ciudades más bellas de la provincia.

Información para viajar a Málaga

El clima malagueño

Málaga cuenta con un clima de tipo mediterráneo, ésto es, muy cáluroso y húmedo en verano, y agradable en invierno, con temperaturas soportables, sin frío y no demasiadas lluvias. En los meses principales de verano, julio y agosto, las temperaturas suelen estar por encima de los 30º por lo que es recomendable vestir con ropa muy ligera y fresca, mientras que en inviernos las medias suelen estar en torno a los 15º, y raramente cercano a los 10º, quizás en los meses de diciembre y enero.

Gastronomía

Si algo destaca en la gastronomía malagueña es el pescado. La cercanía al mediterráneo ha hecho que las más típicas recetas malagueñas se basen en este alimento obtenido del mar. No deberíamos dejar pasar la oportunidad de comer en el típico chiringuito de playa, locales que se sitúan junto al mar, algunos de ellos en la misma playa, y donde lo más clásico es comer los platos de “pescaíto frito”, como por aquí le dicen, y en el que destacan los jureles, los boqueroncitos o los salmonetes. Tampoco se pueden dejar de probar en estos sitios los espetos de sardinas ni las coquinas malagueñas.

Pero la cocina malagueña también presume de platos fríos y ensaladas como el gazpacho, la porra antequerana, la pipirrana o la ensalada malagueña con bacalao, patatas y naranja. Quizás no seamos tanto de carnes, pero ¿quién no ha probado, sobre todo en los Montes de Málaga, el “plato de los Montes” compuesto por un taco de lomo con patatas fritas, huevo frito, chorizo y morcilla? ¿o del chivo o el conejo al ajillo?

Habas a la rondeña, cocido malagueño, las migas con chorizo, las berzas, o la cazuela de papas. Tampoco la cuchara falta ni los platos contundentes. ni tampoco los ricos postres, como el “bienmesabe”, los dulces de batata o los “pestiños”.

espetos de sardina en Malaga

Oferta de hoteles

Málaga capital cuenta con una surtida gama de hoteles de todas las estrellas. Alojamientos bien situados en el centro de la capital como el Málaga Palacio o el Molina Lario, en la céntrica calle Larios, como el Room Mate Lario o el Petit Palace Hotel, o incluso cerca de la estación de tren, a escasos 15 minutos a pie del mismo centro de la ciudad, como el Barceló Hotel o frente por frente al mar, en el paseo marítimo, como el Monte Málaga.

Sin embargo, si buscamos los clásicos resorts con piscina e instalaciones de las que casi no hace falta salir, entonces lo mejor es marchar hacia la Costa del Sol Occidental, donde se encuentran algunos de los mejores hoteles de la provincia, especialmente en los términos municipales de Marbella y Estepona.

Vuelos

El aeropuerto de Málaga Pablo Ruiz Picasso es uno de los de más tráfico aéreo de España, el cuarto tras el de Barajas-Madrid, el del Prat en Barcelona, y el de Palma de Mallorca. Recibe vuelos internacionales de todas las grandes capitales europeas, así como de bastantes destinos en América y Asia, y, sobre todo, tiene una de las mejores terminales en tráfico y trayectos con el Reino Unido.

Otros medios de transportes

Málaga completa su magnífica conexión gracias a su estación de trenes AVE, con conexión directa a todas las grandes capitales españolas, Madrid, Sevilla o Barcelona. Es uan de las mayores estaciones de tren de España y de las más modernas.

Por su parte, el puerto de Málaga es, en tráfico de pasajeros, el segundo puerto de la Península tras el de Barcelona. La afluencia de cruceros es diaria a la ciudad, por lo que es frecuente ver los grupos de turistas circulando por las calles de la capital.

Más información: