El Bosque de Oma en Vizcaya

Bosque de Oma

Cerca de las cuevas rupestres de Santimamiñe, en la localidad de Córtezubi y dentro de la Reserva Natural de Urdaibai, se localiza el conocido como Bosque de Oma (o también llamado popularmente como el Bosque Animado), obra del escultor y pintor Agustín Ibarrola.

Fue creado en 1984 y está basado en la idea de fundir el trabajo realizado por los artistas del Paleolítico, con las últimas tendencias artísticas de la década de los 80. En este caso con el denominado “land art”,que consiste en trabajar directamente sobre el entorno natural, de tal modo que el propio paisaje haría las veces de lienzo para el artista.

Siguiendo estos preceptos, Ibarrola se dedicó a pintar las superficies tanto de los árboles (es un bosque de pinos) como de las piedras con diferentes figuras: geométricas, humanas y de animales. Para ello, aprovechó los diferentes planos de profundidad que el mismo bosque ofrecía para que cada visitante pudiese crear visualmente su propia obra, es decir, dependiendo de la perspectiva que sigas al caminar entre ellos, la peculiar creación se irá recomponiendo de una u otra forma.

Sin duda alguna, algo totalmente novedoso y peculiar: la posibilidad de que cada persona pueda crear, según sus propias decisiones, una obra de arte diferente. Además de todo esto, es innegable que el trabajo es un ejemplo perfecto de lo que supone la armonía entre el trabajo y la presencia del hombre con la naturaleza.

Esto se hace patente en el hecho de que algunas de las figuras, por ejemplo, tan sólo se pueden contemplar completas desde una determinada posición ya que sus partes están repartidas entre diferentes troncos de árboles y, si no se perciben desde esa perspectiva, la imagen conjunta se pierde.

PARA SEGUIR EL CAMINO…

Foto Vía: Simoncio

Leave a Reply