El Peine del Viento, en San Sebastián

Peine del Viento

Cuando regresé a casa recuerdo que de todas las cosas que me preguntaron por San Sebastián una de ellas fue por el Peine del Viento. Claro, es tal vez uno de sus monumentos más conocidos, sobre todo teniendo en cuenta el escenario natural que desde él se abre ante nuestros ojos.

Para empezar, algunos pequeños datos de interés. La escultura de hierro del Peine del Viento es obra del escultor Eduardo Chillida, y está situada a los pies del Monte Igeldo, más allá de la Playa de Ondarreta. Data de 1977, y está adosado a las rocas del acantilado.

¿Por qué visitarlo? Bueno, yo diría más bien que sirve como referencia del maravilloso paseo que se puede hacer por la Bahía de la Concha. Quizás descubres de alguna manera por qué el mar se abate tan impetuoso sobre San Sebastián. Eso de peine de los vientos le viene como anillo al dedo: hace un viento en esa zona constante.

Pero, vuelvo a repetir, el paseo que se puede hacer empezando en la Playa de la Concha y terminando en el Peine de los Vientos es para gozarlo. Pasaremos, entre otros, por el Palacio de Miramar, la Perla del Océano, el Pico del Loro que divide y separa las playas de la Concha y Ondarreta, el Real Club de Tenis y, ya por último, el Peine de los Vientos, frente a la Isla de Santa Clara.

Para muchos donostiarras este Peine de los Vientos es uno más de los símbolos de la ciudad. No sé qué pensarán ellos, pero más que por la escultura lo es por el lugar en el que se encuentra. En él se funden de alguna manera la naturaleza con el arte, algo que se puede ver perfectamente los días de temporal, cuando el mar rompe furioso contra el peine.

Por eso cuando veo que en San Sebastián hace mal tiempo, recuerdo aquella tarde gris y desapacible en la que visitamos la ciudad. No importa que el tiempo no os acompañe en Donostia. En esta zona del Peine de los Vientos descubres la belleza del rugido del mar, el viento bramando palabras ininteligibles. Dejaros peinar precisamente por la belleza del entorno.

Foto Vía Eviajando

Leave a Reply