Fotos de la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

Subida a San Juan de Gaztelugatxe

Probablemente no hay paisaje más impactante ni sorprendente en todo el País Vasco que el que nos ofrece la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, en la costa de Bermeo.

Altiva, sobre el rocoso islote anclado en el Cantábrico, se alza esta ermita del siglo X. Su corazón aparentemente templario se dedicó a San Juan Bautista y hubo de vivir apasionantes episodios históricos que la condujeron incluso a enfrentarse con los corsarios de Sir Frances Drake.

Atacada por ingleses y franceses, e incluso escenario de batallas reales como la de Alfonso XI de Castilla con el Señor de Vizcaya, D. Juan Núñez de Lara, en el año 1334, esta popular ermita fue desgraciadamente incendiada y destruida no hace mucho, en el año 1978, aunque la voluntad popular hizo que se reconstruyera y reinaugurara nuevamente solo dos años después.

Subida-a-San-Juan-de-Gaztelugatxe

Si bien la ermita suele permanecer cerrada, lo realmente apasionante de ese lugar es disfrutar de la excursión que nos conducirá hasta ella. Para llegar es preciso marcha por un estrecho camino que, saliendo de la tierra firme, llega hasta el islote por un largo puente de piedra de dos arcos en el que hay en torno a unos 230 escalones.

Como camino religioso que es, tachonando el sendero veremos las diferentes cruces que marcan las diferentes estaciones del Via Crucis, y, eso sí, para ya descanso “divino”, en el islote hay un refugio que nos protegerá del viento que suele hacer allí y donde podremos tomar unas viandas (que hemos de llevar nosotros, claro, en plan picnic).

Subida-a-ermita-de-San-Juan-de-Gaztelugatxe

Y como no podía ser de otra forma en un lugar de estas características no podían faltar ni las leyendas ni las tradiciones. Como la de meter los pies en los huecos que hay en la escalera para curar los callos, o como la de dejar un sombrero o la típica txapela para sanar los dolores de cabeza. Y es que, según cuenta la leyenda, San Juan llegó hasta este lugar de la costa vasca, y que fue aquí donde dejó sus huellas, precisamente en esos huecos marcados en la roca.

Seguimos la ruta…

Foto 1 vía: alcebal2002
Foto 2 vía: mahatsorri
Foto 3 vía: tenak

Leave a Reply